Tortitas con Nata

  • Tortitas Americanas

  • Cómo Hacer Tortitas

  • Tortitas con Nata

  • Ingredientes Tortitas

  • Tortitas Dukan


  • "Tortitas con Nata"

    Receta de Tortitas con Nata







    Aquí os mostramos como preparar unas deliciosas Tortitas con Nata, una receta fácil de preparar y que gusta a todos. Te indicamos como hacerlas paso a paso.

    Ingredientes:

    - Harina, 200 gramos
    - Leche, 200 ml
    - Huevos, dos de tamaño grande
    - Azúcar, una cucharada
    - Aceite de oliva, una cucharada
    - Levadura, un sobre entero
    - Sal fina, media cucharadita
    - Nata para rellenar


    Preparación:

    A continuación os mostramos como preparar en casa unas ricas tortitas con nata, una de las formas más conocidas de preparar tortitas, a pesar de ser una de las más sencillas. Además es una receta que sirve de base a otras variantes, ya que además de la nata, puedes añadir otros ingredientes para combinar. Con estos ingredientes podrás hacer unas 5 o 6 unidades.

    La preparación de la masa de las tortitas es sencilla, para ello sólo tienes que echar en un recipiente la leche, los huevos, el aceite, el azúcar y la sal fina, y batirlo todo hasta que quede bien mezclado, para lo que te recomendamos emplear unas varillas con la batidora, para facilitarnos la tarea.

    Aparte tienes que cernir la levadura y la harina, por si traen impurezas molestas. La mezcla tamizada la echamos al recipiente anterior y batiremos de nuevo hasta que conformen una masa cremosa y sin grumos, que meteremos en el frigorífico de 30 a 60 minutos. Este paso es opcional, pero si lo puedes hacer, el resultado de las tortitas será mejor.

    A la hora de prepararlas, vamos a emplear una sartén de uno diámetro adecuado para las tortitas, que viene a ser de unos 18 centímetros más o menos. Si puedes usar una que sea antiadherente, mejor que mejor. Engrásala con un poco de aceite o mantequilla, y cuando se caliente comienza a añadir la masa para hacer las tortitas.

    Hazlas de un grosor de medio centímetro al menos, para que queden bien esponjosas y consistentes a la vez. Dórala bien por ambos lados antes de sacarla. Cuando acabes de hacerlas todas, sírvelas echándoles nata por encima, verás que deliciosas te quedan. Si quieres un toque más de sabor, añade sirope, fruta o cualquier otro ingrediente adicional.